Entidad Acreditadora de Firma Electrónica Avanzada

¿Quienes Somos?

La Subsecretaria de Economía y  Empresas de Menor Tamaño, promueve el uso y masificación de la firma electrónica en Chile.

En la actualidad, la información se ha constituido en un activo básico y primordial en el desarrollo y calidad de vida de las sociedades en general; es por ello que los países encaminan sus esfuerzos en establecer políticas claras que permitan superar los obstáculos respecto al derecho de la confidencialidad y seguridad de la información. Como respuesta la firma electrónica se ha constituido en una herramienta tecnológica basada en estándares internacionales y algoritmos matemáticos seguros, robustos y muy difíciles de vulnerar.

La firma electrónica no tiene relación alguna con el escaneo o digitalización de la firma autógrafa tradicional, sino que consiste en una combinación de algoritmos de encriptación que mediante el uso de una clave privada y una clave pública permiten cifrar y descifrar la información. Cabe señalar que cada firma electrónica está vinculada a un certificado electrónico el cual garantiza la identidad y autoría del firmante, similar a la cédula de identidad tradicional lo hace con nuestra firma autógrafa; con esto, el nivel de seguridad, confidencialidad, integridad y transparencia en los procesos electrónicos es mucho mayor que en los procesos físicos o manuales y el ahorro de tiempo y recursos genera beneficios tangibles a corto y mediano plazo.

La Entidades Acreditadora (EA) cumplen un papel vital para la existencia de la firma electrónica, pues es la encargada de la fiscalización y protección de la seguridad de las claves y los certificados de firma electrónica, emitidos por los Proveedores de Servicios de Certificación (PSC) mediante el uso de la infraestructura pertinente y el recurso humano capacitado para operar dicha infraestructura con absoluta pericia y confidencialidad.

La EA es la encargada  de acreditar y registrar a estas entidades, previo el cumplimiento de requisitos de carácter técnico, legal y financiero que permitan demostrar la capacidad de operación y solvencia de las mismas, añadiendo que dentro de los cambios normativos realizados se han previsto mecanismos para precautelar la disponibilidad en la prestación de servicios de certificación de información y de esta forma garantizar los derechos de los usuarios.

Tomando en cuenta que la firma electrónica tiene igual validez que una firma manuscrita y que se le reconocen los mismos efectos jurídicos, resulta una herramienta valiosa para el desarrollo social y comercial tanto en el ámbito público como en el ámbito privado de nuestro país.

Entidad Acreditadora